Archive en noviembre 2017

El gas pimienta

 

El gas pimienta es un compuesto químico que irrita los ojos, puede causar lágrimas, dolor e incluso ceguera momentánea.

 

Usualmente se usa o para la defensa personal o para preservar el orden público.

 

La Comisión de Opciones Tecnológicas y Científicas del Parlamento Europeo (STOA) publicó en 1998 “Una evaluación de las tecnologías de control político”, una extensa información del aerosol de pimienta y el gas lacrimógeno Escribieron:

“Los efectos del aerosol de pimienta son bastante más severos, incluyendo ceguera temporal con duraciones de 15-30 minutos, una sensación ardiente de la piel que dura de 45 a 60 minutos, espasmos de la parte superior del cuerpo que fuerzan a la persona a doblarse hacia delante y provoca una tos incontrolable dificultando la respiración y el habla de 3 a 15 minutos.”

 

Según Wikipedia, para las personas que tienen asma, que están tomando medicamentos o son objeto de técnicas restrictivas que restringen la cantidad de aire al respirar, hay riesgos de muerte. El Los Angeles Times informó que al menos hay 61 muertes asociadas con el uso policial del aerosol de pimienta desde 1990 en EE.UU.

 

En Panamá no existe un instrumento jurídico, conocido por la población, sobre el uso de este gas; sobre quienes lo pueden usar (si por policía y particulares)  y bajo qué condiciones, es permitido su aplicación.

 

En algunos países, si existe regulación al respecto.

 

Mi criterio es que debe existir una normativa promulgada,  que restrinja su uso sólo para la policía  y para cuando resulte imprescindible, porque ya se agotaron todos los medios no violentos para proteger el bien jurídico, que está a punto de ser lesionado o está siendo lesionado o porque no existe en el caso, una opción no violenta para protegerlo o restituirlo eficazmente.

Las auditorias de las llamadas Partidas Circuitales

 

Algunas personas pudieran pensar que la auditoria que está realizando la Contraloría en las juntas comunales, son suficientes para deslindar las responsabilidades en el uso de las llamadas partidas circuitales, por parte de los diputados.

Tal tesis es un error y los que la defienden, desconocen el informe que emitió el Ministerio de Economía y Finanzas sobre el tema. En el mismo se desprende que el Estado erogó la suma de 403, 496,332 millones de dólares, entre todos los diputados y algunos de ellos pidieron la transferencia de los recursos en lugares diferentes de las juntas comunales, inclusive.

Por ejemplo.

Según el MEF, el diputado ARISTIDES DE ICAZA pidió la transferencia de sus 7, 050,000.00 de las partidas circutales, solo en el PAN y no en las juntas.

Según el MEF, la diputada CRESCENCIA PRADOS pidió la transferencia de sus 1, 685,000.00 de las partidas circutales, en el PAN 965,000.00 y en el MUNICIPIO DE ÑURUM de 720,000.00 y no en las juntas.

Según el MEF, el diputado JORGE A. ROSAS pidió la transferencia de sus 3, 552,950.00 de las partidas circutales en el PAN 752,950.00, PRODEC 80,000.00, JC DE SAN JUAN 10,000.00 y MUNICIPIO. DE TOLÉ 2, 710,000.00 y así sucesivamente.

Nadie está auditando la administración que le dispensaron, los diputados del quinquenio pasado, a las partidas circuitales de manera integral y es deber de la Contraloría el hacerlo.

Cada diputado, pedía que se le hicieran sus transferencias, a los organismos que el libremente le designaba al MEF.

Al parecer, el tema quedará en el olvido y formará parte de las anécdotas sobre el clientelismo en Panamá. ! Qué pena ¡

Los nuevos magistrados

En los próximos días, el Consejo de Gabinete tendrá la tarea de nombrar a dos nuevos magistrados en la Corte Suprema de Justicia, como mínimo.

En mi concepto los nombramientos debieran ser por capacidad y no por género.

En mi opinión, sería intrascendente, si se escogen para tales cargos, a las personas que le sean más conocidas al Presidente o a sus allegados.

Del proceso de escogencia.

Sería placentero el poder someter al escrutinio público, a los preseleccionados para magistrados, antes de que vayan los nombres a la Asamblea Nacional.  El tiempo nos dirá si medió buena intención del poder ejecutivo, para tan noble propósito.

Se hace viable considerar muy bien el perfil de los próximos Magistrados de la Corte, para que procuren levantarle la imagen a ese órgano del Estado.

Ojalá se comprometieran los nuevos magistrados, a hacer pública su lista de bienes (de propiedad de la familia inmediata), de manera voluntaria.

Lo cierto es, que hasta que se hagan nuevos cambios a la Constitución, el poder ejecutivo tendrá la posibilidad de seguir escogiendo a los magistrados que le sean más agradable.

Los nuevos magistrados

En los próximos días, el Consejo de Gabinete tendrá la tarea de nombrar a dos nuevos magistrados en la Corte Suprema de Justicia, como mínimo.

En mi concepto los nombramientos debieran ser por capacidad y no por género.

En mi opinión, sería intrascendente, si se escogen para tales cargos, a las personas que le sean más conocidas al Presidente o a sus allegados.

Del proceso de escogencia.

Sería placentero el poder someter al escrutinio público, a los preseleccionados para magistrados, antes de que vayan los nombres a la Asamblea Nacional.  El tiempo nos dirá si medió buena intención del poder ejecutivo, para tan noble propósito.

Se hace viable considerar muy bien el perfil de los próximos Magistrados de la Corte, para que procuren levantarle la imagen a ese órgano del Estado.

Ojalá se comprometieran los nuevos magistrados, a hacer pública su lista de bienes (de propiedad de la familia inmediata), de manera voluntaria.

Lo cierto es, que hasta que se hagan nuevos cambios a la Constitución, el poder ejecutivo tendrá la posibilidad de seguir escogiendo a los magistrados que le sean más agradable.

Los nuevos magistrados

En los próximos días, el Consejo de Gabinete tendrá la tarea de nombrar a dos nuevos magistrados en la Corte Suprema de Justicia, como mínimo.

 

En mi concepto los nombramientos debieran ser por capacidad y no por género.

En mi opinión, sería intrascendente, si se escogen para tales cargos, a las personas que le sean más conocidas al Presidente o a sus allegados.

Del proceso de escogencia.

Sería placentero el poder someter al escrutinio público, a los preseleccionados para magistrados, antes de vayan los nombres a la Asamblea Nacional.  El tiempo nos dirá si medió buena intención del poder ejecutivo, para tan noble propósito.

Se hace viable considerar muy bien el perfil de los próximos Magistrados de la Corte, para que procuren levantarle la imagen a ese órgano del Estado.

Ojalá se comprometieran los nuevos magistrados, a hacer pública su lista de bienes (de propiedad de la familia inmediata), de manera voluntaria.

Lo cierto es, que hasta que se hagan nuevos cambios a la Constitución, el poder ejecutivo tendrá la posibilidad de seguir escogiendo a los magistrados que le sean más agradable.