Los escándalos de corrupción en Panamá, pone al descubierto la debilidad en el cultivo de los valores en la sociedad.

¿Qué deberíamos hacer como prioridad?

Una adecuada estrategia de información, sobre la necesidad de cultivar los
valores, en la comunidad.

Incentivar al funcionario a que cumpla el código de ética de su entidad, practique valores y a las empresas particulares a promoverlos.

En base a la responsabilidad social empresarial, motivar a los medios de comunicación social, a que promuevan ampliamente, la divulgación de políticas sobre el fortalecimiento de los valores y la ética; honrando la libertad de prensa.