Archive en octubre 6, 2018

¿Intercambio legislativo?

Los ciudadanos tenemos que fiscalizar para que la aprobación de la ley que permite elevar el gasto público por parte de los diputados, no se convierta en un intercambio en favor de éstos, para con el aumento del presupuesto de la Asamblea Nacional en millones de dólares, que les permitiría ejecutar prácticas cuestionables en tiempos electorales.

La función principal de un diputado panameño es la de expedir leyes, pero que sean necesarias para el cumplimiento de los fines del Estado y acorde con las funciones de cada organismo público al momento de su creación. (Artículo 159 constitucional).

No es procedente, que los diputados tengan la posibilidad de apoyar a las personas, por medio de planillas y/o contratos, con la finalidad de catapultarse en los futuros comicios, por un lado, y por el otro, no hay la certeza de que las labores asignadas,  cumplan el fin propuesto, por la falta de controles efectivos.

Adicional, los cuestionados contratos radiales en materia de publicidad, encontrarían un soporte monetario al aumentarse el presupuesto de la Asamblea Nacional, para seguir desarrollándose en completa libertad.