Archive en noviembre 2018

Controversia por las becas de Senacyt e Ifarhu

Medios informan que la Contraloría General de la República, está imponiendo un nuevo requisito para avalar las becas de los entes ut supra y es, un estudio socio económico.  No es ocioso afirmar, que la Corte Suprema de Justicia ya le ha señalado a la Contraloría, que no puede plantear observaciones subjetivas al momento de valorar un refrendo, por lo tanto, la Contraloría debiera analizar el cumplimiento de los requisitos previamente establecidos, sin exigir otros que no están precisados en el procedimiento, para valorar el refrendo y en tal sentido, no alejarse del marco constitucional.

 

La Corte Suprema, Sala Tercera, dijo: “De allí, que la Contraloría General de la República debe concretarse a determinar si el contrato presentado para su refrendo, cumple con los condicionamientos para obtener dicha aprobación, esto es, si es legal y económicamente viable. En este discernimiento, no pueden utilizarse apreciaciones subjetivas que se refieren a la etapa precontractual, como lo sería, la evaluación de las propuestas, la calificación de si éstas se ajustaban o no, al Pliego de Cargos, o si representaban la mejor opción para los intereses del licitante, actividad que como queda expuesto, sólo compete a la entidad contratante. Importa recordar, finalmente, que si existe un enjuiciamiento sobre la legalidad de las actuaciones relacionadas con el acto público, corresponde a la Sala Tercera, la determinación sobre la conformidad legal de dicha actuación, a través de la presentación de las acciones jurisdiccionales idóneas para tal fin.” Resolución del 8 de junio de 2007. Entrada. No. 58-07

Las consecuencias de la extradición de panameños en USA

La extradición de panameños en los Estados Unidos, podría ser viable en base a dos normas jurídicas diferentes, desde mi óptica: La Ley 75 de 1904, que aprobó la Convención de Extradición entre Panamá y los Estados Unidos de Norteamérica y la Ley 4 de 1938 que aprobó la Convención Multilateral sobre Extradición suscrita en Montevideo en 1933.

¿Qué consecuencia importante trae aparejada la extradición?

Respuesta: la de no juzgarlo por causas previas a la extradición.

Conforme a las consabidas normas legales, ninguna persona entregada, podría ser acusada, enjuiciada o castigada, por otro delito cometido antes de su extradición, que aquel por el cual fue extraditado, salvo que conviniera voluntariamente en ello.

 

Ley 75 de 1904

Art. VIII.- Ninguna persona entregada por una de las partes contratantes a la otra, podrá, sin el consentimiento prestado por ella libre y públicamente, ser acusada, enjuiciada o castigada por otro crimen o delito cometido antes de su extradición que aquel por el cual ha sido entregada, hasta tanto que no haya tenido oportunidad para regresar al país de que ha sido extraída.

 

Ley 4 de 1938

Art. 17.- Concedida la extradición, el Estado requiriente se obliga: a) A no procesar ni a castigar al individuo por un delito común cometido con anterioridad al pedido de extradición y que no haya sido incluido el, a menos que el interesado manifieste expresamente su conformidad.

Feliz día del Periodista.

¿Qué es un Periodista?

A continuación, la respuesta.

Persona dedicada a transmitir, una noticia imparcial
y veraz.

Emprendedor
laborioso  que procura difundir, la información oportuna.

Resuelto
a vencer los obstáculos, para lograr el cumplimiento de sus metas.

Ingenioso
en la defensa por los derechos humanos.

Objetivo
en el análisis y en la elaboración de la noticia.

Decidido
a luchar por el derecho que tiene toda persona a recibir información.

Idealista que procura trabajar en todo tiempo por una
vocación.

Sabedor
de que la independencia es transcendental para el buen desarrollo de la
sociedad.

Tenaz fiscalizador del manejo de la cosa pública.

Abnegado
servidor que cree que el derecho a la información, es necesario para el
fortalecimiento de la democracia.

El colapso de nuestro sistema  de justicia

 

Nuestra administración de justicia tiene problemas detectados.

 

La politización de la justicia. A veces la justicia responde sólo a casos concretos.

La falta de capacidad en algunos de los organismos encargados de administrar la justicia.

La falta de unificación en los organismos rectores, para la ejecución de algunas medidas.

La falta de rendición de cuentas de las autoridades, hacía la ciudadanía.

Las instituciones penales y penitenciarias, no funcionan bien.

La falta de respuesta efectiva por parte de las autoridades, cuando se conoce por algún medio, que se ha resquebrajado el orden legal.

Deficiente presupuesto otorgado.

Carencia de integridad en algunos funcionarios.

La mora judicial.

La falta de estabilidad, en algunos operadores judiciales.

 

¿Qué debiera hacerse de inmediato?

 

Que la corte, los tribunales y los juzgados se autorregule, estableciendo un método que permita fiscalizar internamente los expedientes en cada despacho, de tal manera que prohíba que un magistrado o juez, se quede mucho tiempo con un expediente en su escritorio.

Que comiencen las auditorías forenses en los juzgados y tribunales.

 

Nada se parece tanto a la injusticia como la justicia tardía.” Séneca

Panamá no debiera contratar con empresas corruptas

Desde mi óptica legal, nuestro país no necesita que la Asamblea Nacional modifique la Ley 22 de 2006, sobre contratación pública,  para que se impida contratar con empresas corruptas, habida cuenta de que ya existe una norma legal que posibilita la inhabilitación y la terminación contractual, si gravita el deseo gubernamental para tal fin.

La Ley 15 de 2005, que aprueba la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, permite la inhabilitación de empresas cuestionadas por actos de corrupción.

Veamos.

Artículo 34 Ibídem.  Consecuencias de los actos de corrupción.

Con la debida consideración de los derechos adquiridos de buena fe por terceros, cada Estado Parte, de conformidad con los principios fundamentales de su derecho interno, adoptará medidas para eliminar las consecuencias de los actos de corrupción. En este contexto, los Estados Partes podrán considerar la corrupción un factor pertinente en procedimientos jurídicos encaminados a anular o dejar sin efecto un contrato o a revocar una concesión u otro instrumento semejante, o adoptar cualquier otra medida correctiva.

El amor a la patria

En el mes de la patria, todos decimos que la amamos, pero…

 

Decimos que amamos a la patria; pero no les enseñamos valores a nuestros
hijos y ni practicamos los mismos.

 

Decimos que amamos a la patria; pero deseamos acceder a un cargo
púbico, únicamente para ver, cómo podemos resolver ilícitamente, nuestras
necesidades.

 

Decimos que amamos a la patria; pero no valoramos al semejante.

 

Decimos que amamos a la patria; pero practicamos la cultura del
juega vivo en nuestras acciones.

 

Decimos que amamos a la patria; pero sembramos cizaña, en los
medios de comunicación y en las redes sociales, indignamente.

 

Decimos que amamos a la patria; pero arrojamos basura en las
calles de manera desagradable.

 

Decimos que amamos a la patria; pero nos da igual cuando izan o arrían
la bandera o cuando cantan el himno nacional.

 

Decimos que amamos a la patria; pero no nos interesan los actos cívicos.

 

Decimos que amamos a la patria; pero juzgamos a los demás, según las
apariencias y no con justo juicio.

 

Decimos que amamos a la patria; pero no respetamos los bienes
ajenos.

 

Decimos que amamos a la patria; pero no nos interesa participar en
los procesos, de toma de decisiones.

 

Decimos que amamos a la patria; pero nos resistimos a cumplir las
leyes.

 

Decimos que amamos a la patria; pero no pagamos los impuestos.

 

Decimos que amamos a la patria; pero no mantenemos nuestras
tradiciones culturales.

 

Decimos que amamos a la patria; pero no respetamos sus
instituciones.

 

Decimos que amamos a la patria; pero no vigilamos el correcto desempeño,
de los funcionarios.

 

Decimos que amamos a la patria; pero no damos buenos ejemplos con
nuestra conducta.

 

Decimos que amamos a la patria, pero no luchamos frontalmente contra la corrupción.