La libertad de expresión. Sus limitaciones y alcances

La libertad de expresión. Sus limitaciones y alcances

La Corte Interamericana de Derechos Humanos señaló que “la libertad de expresión es una piedra angular en la existencia misma de una sociedad democrática. Es indispensable para la formación de la opinión pública. Es también condición para que la comunidad, a la hora de ejercer sus opciones, esté suficientemente informada. (Corte Interamericana de Derechos Humanos. Opinión Consultiva OC-5/85, “La colegiación obligatoria de periodistas”, del 13 de noviembre de 1985, párrafo 70).

No obstante, el planteamiento, la libertad de expresión, tiene limitaciones que se deben ponderar al momento de pensar ejecutar, cualesquiera acciones.

  1. No se debe afectar la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas. (Artículo 13 de la Convención Americana de los Derechos Humanos).
  2. No se debe irrespetar los derechos o a la reputación de los demás. (Artículo 13 de la Convención Americana de los Derechos Humanos).
  3. No se debe promover la guerra. (Artículo 20 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos).
  4. No se debe hacer una apología al odio nacional, racial o religioso que constituya incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia. (Artículo 20 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos).
  5. No se debe atacar de manera abusiva, la vida privada y familiar de un individuo. (Artículo V de la Declaración Americana de los Derechos Humanos).
  6. No se debe atacar la vida privada, familiar, domicilio o correspondencia de un niño. (Artículos 15 y 16 de la Convención sobre los Derechos del Niño).

El que afecte las disposiciones transcritas, podría afrontar, las consecuencias ulteriores de sus decisiones, ante los tribunales pertinentes.

¿Qué supremo derecho tiene el comunicador de su expresión?

El de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el difundirlas, por cualquier medio de expresión. (Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos).

¿Que no deben hacer, los gobernantes?

El restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos. (Artículo 13 de la Convención Americana de los Derechos Humanos).

¿Qué debe evitar la administración de justicia?

Que se utilicen los juzgados penales, como instrumentos de intimidación a las personas que han emitido un concepto, a sabiendas que la legislación penal solo debe intervenir cuando no es posible utilizar otros mecanismos de control social. En lo penal priva el principio de su mínima aplicación. (Art. 3 del código penal.).

Pistolas eléctricas

Aunque parezca loable la adquisición de equipos, para reducir la
delincuencia, para la utilización sensitiva de éstos instrumentos, a mi juicio, debe establecerse una regulación, en donde se precise lo concerniente a su aplicación, las responsabilidades del que las porte y especialmente, que se usarán,  únicamente para reducir a individuos peligrosos atrincherados en el interior de domicilios o comercios, si fuere el caso, pero no en manifestaciones callejeras.

Conforme al principio de estricta legalidad que impera en el derecho
público, los funcionarios sólo pueden hacer lo que la ley prevé, por lo que
resulta necesario determinar regulaciones y controles, al menos en una  legislación administrativa.

La utilización de una descarga eléctrica para reducir a una persona no
puede ser considerada inofensiva. Tiene dos riesgos: primero las condiciones físicas del sujeto, que se ignora y, por tanto, no se podrá vaticinar los resultados físicos sobre el mismo; y segundo, la situación psicológica del policía que usa el arma, que si mantiene un equilibrio en todo momento, podrá reprimir un uso abusivo de la herramienta.

Desafíos del nuevo procurador general

  • Procurar la unificación de criterio en los funcionarios, en torno a la interpretación y la aplicación de la norma penal.
  • Fortalecer la rendición de cuentas, hacía la ciudadanía.
  • Capacitar a los colaboradores, para que transiten siempre, por el sendero de la moralidad y de la transparencia, en las investigaciones.
  • Procurar la selección del personal por mérito.
  • Mantener roto el cordón umbilical con los otros poderes del Estado, salvo la colaboración armónica, de que habla el Artículo 2 constitucional.

Sugerencias a los candidatos a procurador general

7 sugerencias propias, para los 6 candidatos al cargo de Procurador General de la Nación, que evalúa el señor presidente de Panamá, conforme lo expresó a los medios.

1. Procuren la unificación de criterio en los funcionarios, en torno a la interpretación y la aplicación de la norma penal.

2. Fortalezcan la rendición de cuentas, hacía la ciudadanía.

3. Brinden una mejor respuesta efectiva, cuando se conozca por cualquier medio, que se ha resquebrajado el orden legal.

4. Capaciten a los colaboradores, para que transiten siempre, por el sendero de la moralidad y de la transparencia, en las investigaciones.

5. Procuren la selección del personal por mérito. Priva, por lo tanto, hacer la reingeniería que corresponda.

6. Mantengan roto el cordón umbilical con los otros poderes del Estado, salvo la colaboración armónica, de que habla el Artículo 2 constitucional.

7. Ejecuten su labor con sabiduría y determinación.

El amor a la patria

En el mes de la patria, todos decimos que la amamos, pero…

Decimos que amamos a la patria; pero no les enseñamos valores a nuestros
hijos y ni practicamos los mismos.

Decimos que amamos a la patria; pero algunos desean acceder a un cargo
púbico, únicamente para ver, cómo pueden resolver ilícitamente, sus
necesidades.

Decimos que amamos a la patria; pero no valoramos al semejante.

Decimos que amamos a la patria; pero practicamos la cultura del
juega vivo en nuestras acciones.

Decimos que amamos a la patria; pero sembramos cizaña en las redes sociales, indignamente.

Decimos que amamos a la patria; pero arrojamos basura en las
calles de manera desagradable.

Decimos que amamos a la patria; pero nos da igual cuando izan o arrían
la bandera o cuando cantan el himno nacional.

Decimos que amamos a la patria; pero no nos interesan los actos cívicos.

Decimos que amamos a la patria; pero juzgamos a los demás, según las
apariencias y no con justo juicio.

Decimos que amamos a la patria; pero no respetamos los bienes
ajenos.

Decimos que amamos a la patria; pero no nos interesa participar en
los procesos, de toma de decisiones.

Decimos que amamos a la patria; pero nos resistimos a cumplir las
leyes.

Decimos que amamos a la patria; pero no pagamos los impuestos.

Decimos que amamos a la patria; pero no mantenemos nuestras
tradiciones culturales.

Decimos que amamos a la patria; pero no respetamos sus
instituciones.

Decimos que amamos a la patria; pero no vigilamos el correcto desempeño,
de los funcionarios.

Decimos que amamos a la patria; pero no damos buenos ejemplos con
nuestra conducta.

Decimos que amamos a la patria, pero no luchamos frontalmente contra la corrupción.

10 positivos y negativos, de las reformas constitucionales

El Acto Constitucional No. 1 que reforma la Constitución Política de la República de Panamá, tiene positivos y negativos, bajo mi óptica.

A continuación, los que más me llamaron la atención.

Positivos.

  1. La acción de amparo se podrá interponer también, contra actos de particulares que presten un servicio público, cumplan una función pública o ejecuten acciones arbitrarias.
  2. La gratuidad de la educación, hasta el grado universitario.
  3. Se reconoce la autonomía, a todas las universidades oficiales.
  4. Se reconoce la autonomía, a nivel constitucional, de la CSS.
  5. Se obliga al Estado, a enfrentar el cambio climático.
  6. Establece un tribunal constitucional.
  7. Garantiza la carrera electoral.
  8. Los diputados solo podrán reelegirse por un periodo adicional.
  9. La eliminación del procesamiento en ambas vías, entre diputados y magistrados.
  10. Se establece la doble instancia, en la jurisdicción contencioso-administrativa.

Negativos.

  1. Restringe el ejercicio de la libre postulación.
  2. Se les da salarios permanentes, a los suplentes a diputados.
  3. El procurador de la administración será el idóneo para investigar a los diputados, desnaturalizando la figura.
  4. La creación de un fiscal especial superior.
  5. La aprobación de la censura, que hará necesaria la remoción de un ministro.
  6. La concesión de vacaciones y sanciones de los funcionarios de alto perfil, nombrados por la Asamblea Nacional.
  7. El aumento de 15 años, en el cargo de magistrado.
  8. La destinación del 6% de los ingresos corrientes del gobierno central, a los fondos municipales, para garantizar el desarrollo de los distritos, sin mayor consulta ejecutiva sobre el rubro.
  9. La asamblea podrá aumentar las erogaciones sin el aval del poder ejecutivo.
  10. La falta de inclusión de las propuestas, de muchos ciudadanos que participamos en los diversos talleres sobre el tema.

Sobre el acto constitucional, de reformas constitucionales.

He leído todo el documento, y percibo elementos positivos y negativos en el instrumento.

Concluyo sobre la temática lo siguiente:

  1. En este quinquenio, no habrá “constituyente originaria”. Esta fórmula no fue prohijada por el candidato, que democráticamente ganó las elecciones.  Los que protestan por la inclusión del modelo en cita hoy, no promueven la paz social, por lo expresado.
  2. El acto constitucional, de reformas constitucionales, debe adecuarse en base al consenso nacional, en la siguiente legislatura, para que no haya trauma alguno.
  3. Si el pueblo dice NO en el referéndum, a mediados del próximo año, no sería prudente iniciar un proceso de “constituyente paralela” inmediatamente, que demoraría en el tiempo su implementación, pues sería poner en ascuas al país en este período presidencial, que necesita de una inyección económica, de manera urgente.
  4. De no prosperar la reforma constitucional, se mantendría el estado actual beneficioso, para algunos ciudadanos de alto perfil.
  5. El acto constitucional de reformas a la Carta Magna, aprobado por los diputados en estos momentos, no satisface las necesidades prioritarias de la población. Por otro lado, se le incorporó material atentatorio, con los principios democráticos. Los actores, deben hacer un esfuerzo adicional, para perfeccionar el instrumento con la realidad socio-política actual, que permita contar a posteriori, con la aquiescencia nacional.

La inmunidad del Diputado en su curul

Desde la Constitución de 1904 se encontraba consagrada la irresponsabilidad jurídica del diputado, hoy conocida como la inmunidad del Artículo 154 de la Carta Magna.

ARTICULO 154. Los miembros de la Asamblea Nacional no son legalmente responsables por las opiniones y votos que emitan en el ejercicio de su cargo.

Aún en los años 40 y siguientes, se debatía sobre la irresponsabilidad del diputado cuando pudiera injuriar o calumniar a otros en el ejercicio del cargo y los doctos en derecho concluían que había irresponsabilidad jurídica del diputado en torno al manejo de sus opiniones, cuando ejercía el cargo.

El doctor J.D. Moscote, avalaba la tesis de la irresponsabilidad cuando dijo: “Si un diputado escribe un libelo difamatorio contra un ciudadano porque así lo juzga conveniente a un interés nacional, ¿no le queda a ese ciudadano recurso alguno contra la integridad de su honra? De acuerdo con el texto de la Constitución, ello parece concluyente, pero no podemos menos que considerar como peligroso un derecho tan amplio e irrestricto”. (J.D. Moscote. El Derecho Constitucional panameño. Panamá, 1943, p.240.)

El doctor Cesar Quintero, añadía en torno al mismo tema, que: “… ese individuo humano que lleva la investidura de diputado es inmune a las sanciones o penas que, en otras circunstancias, su conducta personal, pública o privada, le acarrearía “. (Cesar Quintero. Derecho Constitucional. Tomo 1. Panamá, 1967, p.494.)

Actualmente hemos visto como algunos diputados, de manea poco profesional y con falta del apropiado juicio, emiten improperios que afectan la reputación de ciudadanos respetables, en la República de Panamá, sin responsabilidad alguna, por el privilegio constitucional en cita.  Esta práctica mal sana, debiera cesar, toda vez que no contribuye con la paz social ni con el respeto de las buenas costumbres.

Si los diputados no transitan por las vías adecuadas de la ética, un estallido social podría avecinarse en un futuro inmediato, sin duda alguna.

Modificaciones a la Constitución

La Asamblea Nacional está avalando y promoviendo reformas a la Carta Magna de manera ligera y hasta desproporcionada, que pudiera dar al traste con lo loable de la iniciativa.

Aprobaron inclusive, el supeditar el derecho internacional al nacional, aún cuando la Corte ya dictó jurisprudencia sobre el tema, cuando declaró inconstitucional, la ley que sacó a Panamá del Parlacen. La Corte en PLENO dijo: “Respecto a la naturaleza jurídica e imperatividad de los tratados, el Doctor César Quintero señaló que, «en cuanto a su fuerza normativa, son leyes especialísimas, que no pueden ser derogadas por leyes posteriores, ni siquiera por constituciones ulteriores a la vigencia de un tratado, aunque contenga normas contrarias a las cláusulas del mismo.» (Ensayos sobre Historia Constitucional de Panamá, Editora Jurídica Panameña, 1981, pág. 529).

Esta consideración reinvindica a nivel constitucional, el principio de la pacta sunt servanda, contemplado en el artículo 26 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, que reza: «Todo tratado en vigor obliga a las partes y debe ser cumplido de buena fe.» (Sentencia del dos 2 de febrero de dos mil doce 2012).

Asimismo, disctuten los Diputados, la posibilidad de sujetar al Ejecutivo, cuando lo quieren obligar a cambiar de ministros de Estado, cuando haya el voto de censura; violando la teoría de la separación de los poderes, etcétera.

Lo que estamos viendo en la Asamblea, dista mucho del discurso que dio el señor presidente cuando expuso su deseo de tocar, “sólo temas puntuales”, en una reforma constitucional.

Los procesos contra el periodismo libre

Solo hay una forma en que debiera ejercerse el periodismo en Panamá, y es en absoluta libertad.

La Corte Interamericana de los Derechos Humanos, sobre el tema dijo:

“El ejercicio periodístico sólo puede efectuarse libremente cuando las personas que lo realizan no son víctimas de amenazas ni de agresiones físicas, psíquicas o morales u otros actos de hostigamiento” (Corte IDH. Caso Vélez Restrepo y Familiares Vs. Colombia. Excepción Preliminar, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 3 de septiembre de 2012 Serie C No. 248. Párr. 209.)

Por lo antes expuesto, son objetables, los procesos legales que se siguen contra medios de comunicación y periodistas, que ejercen el periodismo. ¡La libertad de prensa, debe ser defendida¡