LA CORTE SUPREMA NO TIENE COMPETENCIA PARA ELIMINAR SALAS

LA CORTE SUPREMA NO TIENE COMPETENCIA PARA ELIMINAR SALAS

Se ha anunciado a la ciudadanía que de la mesa de concertación ha salido la idea de solicitarles a los magistrados de la Corte, que elaboren una iniciativa legislativa para eliminar la Sala V, mediante la proposición de una ley formal, por parte de ellos.
Jurídicamente la Corte no tiene competencia para ello, ya que la Carta Magna no le permite eliminar las Salas de la Corte, creadas por leyes.
Los que argumentan lo contrario, analizan erradamente el artículo 165 numeral 1 de la, Constitución, que dice así:
ARTICULO 165. Las leyes serán propuestas:
c. Por la Corte Suprema de Justicia, el Procurador General de la Nación y el Procurador de la Administración, siempre que se trate de la expedición o reformas de los Códigos Nacionales.
Decir que la Corte pueda promover leyes que eliminen las salas creadas de manera inmediata, por que éstas, están definidas en los códigos, es tan absurdo, que permitiría, inclusive, que mañana 5 magistrados (la mayoría del Pleno) acordaran eliminar, por ley,  todas las salas de la Corte, inmediatamente, debido que las salas no están detalladas en la Constitución, si no en los códigos. Esto atentaría, además,  contra la misma estabilidad de la administración  de justicia, argumento que obstaculizo, a su vez el pase idóneo del proyecto MONCADA, en la Asamblea Nacional.
El Estatuto Fundamental, habla del Pleno y de la jurisdicción contenciosa, pero no detalla el número y la calidad de las salas de la Corte.
Finalmente digo que es falso que la Corte en el fallo, que declaro inconstitucional la ley que eliminó, la Sala V, dijera que ellos, (los magistrados) por ley, serían los únicos, que podrían eliminar salas de la Corte, ipso facto, por la emisión de una ley.
Transcribo el extracto de la sentencia para fines docentes
 
“De esta forma, la Corte considera necesario establecer de forma categórica, y sin lugar a dudas, que no es posible que por Ley se pueda derogar una o más Salas de la Corte Suprema de Justicia, porque tal hecho – evidentemente contrario a la Constitución – atentaría, además, contra la estabilidad judicial e independencia de uno de los tres Órganos del Estado, en este caso, de la Corte Suprema de Justicia. En este sentido, la Corte considera imprescindible determinar clara y categóricamente que el precitado artículo 203, tal cual está redactado, nos conduce a la lógica conclusión de que la Ley tiene la facultad de aumentar el número de Magistrados de la Corte, al poder crear Salas nuevas, pero de ninguna manera puede disminuir el número de Magistrados ni suprimir las Salas que ya han sido creadas, porque tal precedente sería pernicioso y perjudicial para la estabilidad jurídica de esta Corporación de Justicia. Visto desde una perspectiva constitucional, si se aceptara como válido que una Ley pudiera derogar una Sala de la Corte Suprema de Justicia y además dejar sin efecto el nombramiento de cualquiera de sus Magistrados, el precedente apuntaría a que, fácilmente y por medio de una Ley, en el futuro se pudiesen eliminar cualquiera de las Salas que actualmente existen en la Corte Suprema de Justicia y suprimir, eliminar o dejar sin efecto, determinado número de Magistrados. Por ello es que los conceptos y parámetros que sirvieron en determinado momento para fundamentar la derogatoria de la Sala Quinta de Instituciones de Garantía de la Corte Suprema de Justicia, por medio de la Ley N° 49 de 24 de octubre de 1999 – de aceptarse como buena – bien pudiera servir, de inaceptable fundamento, para derogar cualquiera de las actuales Salas de la Corte Suprema de Justicia que, a su vez, han sido creadas mediante sendas leyes tanto en su integración como en el procedimiento, atribuciones y funciones que cada una de éstas tienen delimitadas en leyes que integran el Código Judicial y otras leyes de la República de Panamá, en desarrollo de los principios constitucionales. Es por ello que esta Corporación reafirma que, si bien es cierto que el artículo 203 de la Constitución Política permite que por Ley se puedan crear nuevas Salas en la Corte Suprema de Justicia y nuevos Magistrados que la integren, no es menos cierto que la Constitución no autoriza al Órgano Legislativo para que, mediante otra Ley, se deroguen las Salas creadas por una Ley anterior y se proceda a suprimir y/o a dejar sin efecto el número de Magistrados.”  (Sentencia del martes, 25 de enero de 2011, del Pleno de la Corte)
admin

Deja un comentario