Anteproyecto de ley sobre la real malicia y el periodismo

Anteproyecto de ley sobre la real malicia y el periodismo

A raíz de los procesos que se surten contra periodistas en Panamá, me he motivado a elaborar un ante proyecto de ley, que consagra la doctrina de la real malicia, en favor de éstos. Mi deseo es que se convierta en ley de la República, para fortalecer el ejercicio periodístico libre y serio. Adjunto mi idea legislativa. Finalmente comento que el periodista JOSE MIGUEL GUERRA, le ha gustado el documento, lo ha adoptado, construyó sobre el mismo y según me cuenta, lo estará presentando en la oficina de participación ciudadana, de la Asamblea Nacional, los próximos días para su evaluación.
                  

                                                                      EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El presente ante-proyecto de ley tiene como meta adecuar la normativa que regula la actividad y la responsabilidad de la prensa respecto al sistema democrático, tomando en cuenta los estándares establecidos por el derecho internacional de los derechos humanos. Para ello se pondera el rol que la prensa ha jugado en la convivencia democrática de los panameños.
En este sentido, se hace viable incorporar en la legislación patria, la doctrina de la real malicia, que procura establecer un equilibrio razonable entre la función de la prensa y los derechos individuales que hubiesen sido afectados por comentarios, presuntamente negativos, en torno a funcionarios o figuras publicas.
Es una manera de soslayar  la autocensura, introduciendo en la normativa a nivel de ley, la doctrina de la real malicia, en Panamá en base a la declaración de principios sobre libertad de expresión  de la comisión interamericana de los derechos humanos.
ANTEPROYECTO DE LEY NO….
“POR EL CUAL SE MODIFICA EL CÓDIGO PENAL Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES”
ARTÍCULO 1. Las leyes de privacidad no deben inhibir ni restringir la investigación y difusión de información de interés público. La protección a la reputación debe estar garantizada sólo a través de sanciones civiles, en los casos en que la persona ofendida sea un funcionario público o persona pública o particular que se haya involucrado voluntariamente en asuntos de interés público.  Además, en estos casos, debe probarse que en la difusión de las noticias el comunicador tuvo intención de infligir daño o pleno conocimiento de que se estaba difundiendo noticias falsas o se condujo con manifiesta negligencia en la búsqueda de la verdad o falsedad de las mismas.
ARTÍCULO 2. El Título II, Capítulo VI del LIBRO PRIMERO del código penal se denominará así: “Eximentes de Culpabilidad y de Responsabilidad”.
ARTÍCULO 3. Se introduce un artículo nuevo dentro El Título II, Capítulo VI del LIBRO PRIMERO del código penal, que lee de la siguiente forma:
Artículo Nuevo.
Estará eximido de responsabilidad el que:
a) difundiere cualquier clase de manifestación sobre asuntos de interés público, concerniente a funcionarios públicos como a personas que por su profesión u oficio, tengan una exposición social de relevancia, o a toda persona que se haya involucrado voluntariamente en asuntos de interés público;
b) reprodujere cualquier clase de manifestación sobre asuntos de interés público, cuando el autor de las mismas se encuentre identificado;
c) efectuare o difundiere cualquier clase de manifestación humorística o artística, siempre que refiera a alguno de los temas anteriormente anotados.
La exención de responsabilidad no procederá cuando resulte probada la real malicia del autor de la difusión, para agraviar a las personas, o vulnerar su vida privada.

ARTÍCULO 4. Añádase un párrafo final al artículo 196 así: “En este último caso, deberá probarse que en la difusión de las noticias el comunicador tuvo intención de infligir daño o pleno conocimiento de que se estaba difundiendo noticias falsas o se condujo con manifiesta negligencia en la búsqueda de la verdad o falsedad de las mismas.”
El artículo completo leerá así:
Artículo 196. En los delitos contra el honor, la retractación pública y consentida por el ofendido excluye de responsabilidad penal.
Cuando en las conductas descritas en el articulo anterior, los supuestos ofendidos sean uno de los servidores públicos de que trata el artículo 304 de la Constitución Política, funcionarios de elección popular o gobernadores, no se impondrá la sanción penal, lo cual no excluye la responsabilidad civil derivada del hecho.
En este último caso, deberá probarse que en la difusión de las noticias el comunicador tuvo intención de infligir daño o pleno conocimiento de que se estaba difundiendo noticias falsas o se condujo con manifiesta negligencia en la búsqueda de la verdad o falsedad de las mismas.
ARTÍCULO 5. La presente ley modifica la denominación del Título II, Capítulo VI del LIBRO PRIMERO del código penal;  el artículo 196 y deroga cualquier disposición que le sea contraria.
ARTÍCULO 6. Esta ley comenzará a regir el día siguiente al de su promulgación.
admin

Deja un comentario