Regularización de extranjeros ilegales

Regularización de extranjeros ilegales

DARLE LA PERMANECIA A LOS ILEGALES MENESTEROSOS EN PANAMA: ES UNA MALA DECISIÓN PRESIDENCIAL

Con el Decreto Ejecutivo No. 547 de 25 de julio de 2012, publicado en la Gaceta Oficial No. 27085-A, el presidente de la República, hace permanente el proceso de regularización extraordinaria (Panamá, Crisol de Razas) de extranjeros ilegales en Panamá.
Esta iniciativa es un error, por lo siguiente:
1.     Se está arrogando funciones legislativas, que le compete a la Asamblea Nacional de Diputados, toda vez que con el Decreto Ejecutivo de marras, se pretende ampliar el marco legislativo regulatorio, que ya existe para los extranjeros, en el Decreto Ley No. 3 de 2008.
 
2.     Se le esta dando permanencia provisional hasta por 12 años, a extranjeros menesterosos, que no podrán aportar  mayores avances científicos en el país, mientras que otros países, como por ejemplo, Brasil, inspirada en el modelo que aplican Canadá y Australia, adopta una política de inmigración selectiva, para los profesionales extranjeros, altamente calificados, propiciando así una “fuga de cerebros”.
 
3.     Se está permitiendo que extranjeros regularizados extraordinariamente tengan un mayor privilegio que los extranjeros que legamente arribaron a nuestro territorio para invertir y legalizarse, ya que no se les exige el cumplimiento de los requisitos que a los otros se les pide.
 
4.     Se está fomentando que se pueble Panamá, con personas foráneas que no tienen los recursos per se, para poder subsistir.
¿Qué problemas para el país podría traer, esta aventura migratoria?
1. Que colapse el sistema de salud, por la atención a los menesterosos foráneos.

2. Que haya una competencia desleal laboral del extranjero, hacia el nacional panameño.

3. Que nuestras tradiciones se vayan perdiendo, para abrirle paso a las fiestas y costumbres extranjeras.

4. Que se vayan practicando, nuevas figuras delictivas.

5. Que aumente la población en el país, pero no por los nacimientos de nativos, sino por la afluencia extranjera.

Por lo antes expuesto, urge una definición seria y clara sobre lo que queremos como país, misma que debiera ser explicada, y hasta consultada con los nacionales panameños. 

admin

Deja un comentario