Estacionamientos de cinco niveles en el Órgano Judicial

Estacionamientos de cinco niveles en el Órgano Judicial

Algunas personas se han mostrado en desacuerdo con el edificio de estacionamientos de cinco niveles  que se construirá en el Órgano Judicial por $6.9 millones.
La queja principal del reducido grupo de manifestantes es la tala de 34 árboles, hecho que debe concretizarse, para beneficiar a muchos usuarios del órgano judicial, que nos afectamos a diario,  por la falta de estacionamientos en ese órgano del Estado.
Quien suscribe se manifiesta a favor de este proyecto de construcción, por considerarlo conveniente no solo para los abogados, sino para todo aquella persona, que de alguna u otra forma, deba hacer algún trámite en esa institución.
Corolario de lo anterior, conforme a la información que reposa en el portal electrónico de PanamaCompra  No. 2012-0-30-0-08-AV-003862 se nota que se cumplieron todas las fases del proceso  y hasta se firmó el contrato de obra No.  114-2012 el

4 de mayo de 2012 y hasta se subió el mismo, en PanamaCompra el 11 de diciembre de 2012, sin que ningún quejoso demandara nada,  en tiempo oportuno, como bien se pudo haber hecho, antes de que se firmara el contrato público.

Todo el ritual fue publicado y fue visto por todos.
Se deja claro que el contrato firmado y refrendado, es un acto administrativo en firme y se debe cumplir, por seguridad jurídica; por lo que  la Corte per se, no lo puede anular, sino mediante demanda, que se le presente por ilegal y esto, mediante resolución.
Jurisprudencia
“…Debe pues, la Administración recurrir a la vía jurisdiccional ordinaria, a fin de anular sus propios actos que confieren esos derechos. Jaime Vidal Perdomo al respecto nos ilustra cuando sostiene que “el respeto a las situaciones jurídicas creadas o definidas por los actos administrativos puede ser tal que se hagan irrevocables aunque sean ilegales. En el derecho Español se denomina recurso de lesividad el que puede interponer la Administración ante los jueces contra sus propios actos que declaran derechos ante la imposibilidad que encuentra de revocarlos directamente… (Sentencia de 27 de abril de 2010 de la Sala Tercera)
Es inadmisible que la preocupación de muy pocos pretenda afectar el beneficio de miles. Esto debe cesar y quien se crea afectado, las herramientas legales tiene para utilizarlas.
¿Por qué no demandó en tiempo oportuno, el reducido grupo de manifestantes?
admin

Deja un comentario