Argumento baladí, el de MI BUS

Argumento baladí, el de MI BUS

La concesionaria del transporte masivo de la urbe capitalina y San Miguelito, ha estado diciendo en los medios que “el proceso de disminución de los tiempos de viaje, está ligado al avance y terminación de múltiples obras de infraestructura, que de manera simultánea se adelantan para beneficio de la ciudad, y que no permiten lograr velocidad de circulación razonable en las diferencias vías principales.”
El argumento es absurdo desde los siguientes puntos de vista; por lo que la autoridad debe volver a sancionarlos de manera inmediata, como falta grave, y si no quieren honrar el contrato, se le debe iniciar un proceso de resolución administrativa del contrato.
No puede alegar MI BUS lo de la construcción de obras civiles diversas para escudarse en su incumplimiento de frecuencia horaria, debido a que conforme a la pliego de cargos, la presentación de las propuestas, para lo del trasporte masivo consabido, fue el 26 de febrero de 2010, y ya a esas alturas, o las obras civiles ya habían iniciado o al menos, se sabía de su existencia, por tal sentido, no cabe el apelar ni a la fuerza mayor y ni al caso fortuito, como esta sugiriendo la concesionaria colombiana.
La fuerza mayor y el caso fortuito podrían ser motivo para incumplir un contrato, pero para que esto se aplique,  se necesita el desconocimiento  previo por parte del actor, de los eventos que a la postre sucedieron; que no es el caso que nos ocupa.
Definición de los conceptos, de acuerdo a la ley.
Código Civil
Artículo 34 D.
Es fuerza mayor la situación producida por hechos del hombre, a los cuales no haya sido posible resistir, tales como los actos de autoridad ejercidos por funcionarios públicos, el apresamiento por parte de enemigos, y otros semejantes.
Es caso fortuito el que proviene de acontecimientos de la naturaleza que no hayan podido ser previstos, como un naufragio, un terremoto, una conflagración y otros de igual o parecida índole.
Por otro lado, en la clausula décima cuarta del contrato, se consignó que el concesionario debió tomar en cuenta en su propuesta, los impactos al tránsito vehicular que causaría la construcción del sistema METRO; por lo que no debe alegar hoy, mitigación alguna por los problemas de esas construcciones específicas, toda vez que firmó el contrato bajo esas condiciones, y el contrato es ley entre las partes.
admin

Deja un comentario