Archivar en febrero 11, 2014

Galería de los diputados


No estaría nada mal, que el próximo parlamento a instalarse en el 2014, creara
una galería de los diputados, con mayor realce en su actuación.

A continuación, las sugerencias de cada una de las secciones de esta galería.

1. Sección del Kama Sutra. Destinado para aquellos diputados que facilitaron la
conversión de un lugar del parlamento, en un lugar de solaz personal privado.

2. Sección del Tránsfuga. Destinado para aquellos que decidieron inscribirse en
un partido político, al cual no pertenecían cuando fueron electos.

3. Sección del Arlequín. Destinado para aquellos que se caracterizaron por sus
gracias permanentes.

4. Sección del Yes Man. Destinado para todos aquellos que se la pasaron
aprobando las líneas que les mandaban, sin pensar en el electorado.

5. Sección del Inculto. Destinado para aquellos diputados que no se expresaban
bien en sus intervenciones, destruyendo el idioma de Cervantes.

6. Sección del Vulgar. Destinado para aquellos que promovieron obscenidades.

7. Sección del Artista. Destinado para aquellos que salieron de un medio de
comunicación hacia el parlamento, pero que nadie se acuerda de sus ejecutorias
como diputados.

8. Sección del Paviolo. Destinado para aquellos que faltaban al parlamento,
pero que cobraban puntualmente su sueldo.

9. Sección del Negociante. Destinado para aquellos que habiendo invertido una
fortuna en sus campañas, sólo decían que cobraban únicamente, su salario
mensual.

10. Sección de Trabajador Honrado. Destinado para los padres de la patria, que
si cumplieron su misión de hacer leyes adecuadas para el país.

11. Sección del Mudo. Destinado para aquellos, que pudiendo hablar, nunca se
les oyó hablar en el parlamento nada.

12. Sección del Pendenciero. Destinado para aquellos que fueron notables, por
la violencia que practicaron.

13. Sección del Opositor. Destinado para aquellos que se oponían a toda idea
que no viniera de su partido, aunque fuera buena la misma.

14. Sección del Acaudalado. Destinado para aquellos, que se la pasaban
regalando bienes, a cuanto elector hubiese en su circuito.

15. Sección del Olvidadizo. Destinado para aquellos diputados que nunca
propusieron ni una sola ley, aunque el elector los eligió para hacer normas.

16. Sección de Los Eternos. Destinados
a aquellos padres de la patria que llevan décadas siendo diputados y que no
creen en el relevo generacional.

Galería de los diputados


No estaría nada mal, que el próximo parlamento a
instalarse en el 2014, creara una galería de los diputados, con mayor realce en
su actuación.



A continuación, las sugerencias de cada una de las
secciones de esta galería.



1. Sección del Kama Sutra. Destinado para aquellos
diputados que facilitaron la conversión de un lugar del parlamento, en un lugar
de solaz personal privado.



2. Sección del Tránsfuga. Destinado para aquellos
que decidieron inscribirse en un partido político, al cual no pertenecían
cuando fueron electos.



3. Sección del Arlequín. Destinado para aquellos
que se caracterizaron por sus gracias permanentes.



4. Sección del Yes Man. Destinado para todos
aquellos que se la pasaron aprobando las líneas que les mandaban, sin pensar en
el electorado.



5. Sección del Inculto. Destinado para aquellos
diputados que no se expresaban bien en sus intervenciones, destruyendo el
idioma de Cervantes. 



6. Sección del Vulgar. Destinado para aquellos que
promovieron obscenidades.



7. Sección del Artista. Destinado para aquellos
que salieron de un medio de comunicación hacia el parlamento, pero que nadie se
acuerda de sus ejecutorias como diputados.



8. Sección del Paviolo. Destinado para aquellos
que faltaban al parlamento, pero que cobraban puntualmente su sueldo.



9. Sección del Negociante. Destinado para aquellos
que habiendo invertido una fortuna en sus campañas, sólo decían que cobraban
únicamente, su salario mensual.



10. Sección de Trabajador Honrado. Destinado para
los padres de la patria, que si cumplieron su misión de hacer leyes adecuadas
para el país.



11. Sección del Mudo. Destinado para aquellos, que
pudiendo hablar, nunca se les oyó hablar en el parlamento nada.



12. Sección del Pendenciero. Destinado para
aquellos que fueron notables, por la violencia que practicaron.



13. Sección del Opositor. Destinado para aquellos
que se oponían a toda idea que no viniera de su partido, aunque fuera buena la
misma.



14. Sección del Acaudalado. Destinado para aquellos,
que se la pasaban regalando bienes, a cuanto elector hubiese en su circuito.



15. Sección del Olvidadizo. Destinado para
aquellos diputados que nunca propusieron ni una sola ley, aunque el elector los
eligió para hacer normas. 

Galería de los diputados

No estaría nada mal, que el próximo parlamento ha instalarse en el 2014, creara una galería de los diputados, con mayor realce en su actuación.

A continuación, las sugerencias de cada una de las secciones de esta galería.

1. Sección del Kama Sutra. Destinado para aquellos diputados que facilitaron la conversión de un lugar del parlamento, en un lugar de solaz personal privado.

2. Sección del Tránsfuga. Destinado para aquellos que decidieron inscribirse en un partido político, al cual no pertenecían cuando fueron electos.

3. Sección del Arlequín. Destinado para aquellos que se caracterizaron por sus gracias permanentes.

4. Sección del Yes Man. Destinado para todos aquellos que se la pasaron aprobando las líneas que les mandaban, sin pensar en el electorado.

5. Sección del Inculto. Destinado para aquellos diputados que no se expresaban bien en sus intervenciones, destruyendo el idioma de Cervantes.

6. Sección del Vulgar. Destinado para aquellos que promovieron obscenidades.

7. Sección del Artista. Destinado para aquellos que salieron de un medio de comunicación hacia el parlamento, pero que nadie se acuerda de sus ejecutorias como diputados.

8. Sección del Paviolo. Destinado para aquellos que faltaban al parlamento, pero que cobraban puntualmente su sueldo.

9. Sección del Negociante. Destinado para aquellos que habiendo invertido una fortuna en sus campañas, sólo decían que cobraban únicamente, su salario mensual.

10. Sección de Trabajador Honrado. Destinado para los padres de la patria, que si cumplieron su misión de hacer leyes adecuadas para el país.

11. Sección del Mudo. Destinado para aquellos, que pudiendo hablar, nunca se les oyó hablar en el parlamento nada.

12. Sección del Pendenciero. Destinado para aquellos que fueron notables, por la violencia que practicaron.

13. Sección del Opositor. Destinado para aquellos que se oponían a toda idea que no viniera de su partido, aunque fuera buena la misma.

14. Sección del Acaudalado. Destinado para aquellos, que se la pasaban regalando bienes, a cuanto elector hubiese en su circuito.

15. Sección del Olvidadizo. Destinado para aquellos diputados que nunca propusieron ni una sóla ley, aunque el elector los eligió para hacer normas.

Inquietud migratoria

Mientras que Brasil, inspirada en el
modelo que aplican Canadá y Australia, adopta una política de inmigración
selectiva, para los profesionales extranjeros, altamente calificados,
propiciando así una “fuga de cerebros”; en Panamá, no se sabe aún, a que estamos
apostando.
Panamá le ha abierto las puertas a
muchos extranjeros de escasos recursos, para luego regularizarlos
extraordinariamente, en donde ni siquiera, tienen que probar per se, su
solvencia económica, porque no la tienen. Ejemplo los  procesos extraordinarios
denominados “Panamá Crisol de Razas”. (Decreto Ejecutivo No. 547 de 2012)
De igual forma han facilitado la
inmigración extranjera, permitiendo, que ciudadanos de varias nacionalidades
entren, a sus anchas, sin visa a Panamá, independientemente, de que tengan o
no, recursos económicas para invertir. Ejemplo. Decreto Ejecutivo No. 380 de
2012.
Por otro lado, también impulsa que
extranjeros, esta vez con recursos, de 22 o más países se establezcan aquí,
para invertir. Ejemplo. Decreto Ejecutivo No. 343 de 2012.
Igualmente el Decreto Ejecutivo No.
804 de 2012, crea la residencia permanente en calidad de extranjero
profesional, para el que aporte copia del diploma o título universitario,
licenciatura, maestría o doctorado, siempre que la profesión no esté limitada
por Constitución a los panameños. Para esta residencia no es necesario que el
que aporte el título, ejerza la profesión del diploma o que cuente con mayores
recursos. ¿Cómo nos explicamos esto? ¿Es eso indispensable para el país?
Esta falta de definición migratoria,
está produciendo lo siguiente:
Que haya una competencia desleal
laboral del extranjero, hacia el nacional panameño.
Que nuestras tradiciones se vayan
perdiendo, para abrirle paso a las fiestas y costumbres extranjeras.
Que se vayan practicando, nuevas
figuras delictivas.
Que se vaya aumentando el alto costo
de la vida, producto de servicios, que el panameño no podrá pagar, fácilmente,
pero algunos extranjeros sí. Ejemplo. El empleo doméstico y los alquileres.
Que muchas tierras vayan siendo de
propiedad de extranjeros, sin limitación alguna. Argentina, Brasil etc., ya han
puesto límites para la extranjerización de tierras, por efecto del agro,
ganadería y otras actividades.
Que aumente la población en el país,
pero no por los nacimientos de nativos, sino por la afluencia extranjera.
Preocupaciones propias, sobre el tema
de la regularización extraordinaria:
1.    No se le
está permitiendo a la Asamblea Nacional de Diputados, legislar sobre el tema,
toda vez que con el Decreto Ejecutivo de marras, se pretende ampliar el marco
legislativo regulatorio, que ya existe para los extranjeros, en el Decreto Ley
No. 3 de 2008.  
2.    Se le está
dando permanencia provisional hasta por 12 años, a extranjeros menesterosos, en
donde muchos de ellos, difícilmente podrán aportar mayores avances
científicos en el país.
3.    Se está
permitiendo que extranjeros regularizados extraordinariamente tengan un mayor
privilegio que los extranjeros que legalmente arribaron a nuestro
territorio para invertir y legalizarse, ya que no se les exige el cumplimiento
de los requisitos que a los otros se les pide.  
4.   Se está
fomentando que se pueble Panamá, con personas foráneas que, en determinada
proporción, no tendrán los recursos per se, para poder subsistir.
5.   Pudiera pensarse que la
captación de dinero, producto del proceso de la regularización extraordinaria,
está pesando más que una visión de país.

Algunos malos políticos panameños

1. El político Serrucho. Es el que le pone la zancadilla hasta a su propia madre, para escalar el.

2. El político Novelista. Es el que promete las estrellas, el sol y el cielo al elector y nunca podrá cumplir.

3. El político Santa Claus. Es el que regala y regala, para procurarse los votos.

4. El político Boxeador. Es el que quiere obtener un buen puesto, por medio de la fuerza física y bruta.

5. El político Amoroso. Es el que besa y aprieta a cuantos niños y adultos mayores vea por la ciudad.

6. El político Alzheimer. Es el que se le olvida, las cosas malas que hizo en el pasado.

7. El político Walt Disney. Es el que divulga una clase de planes para gobernar, que entran dentro del género de la fantasía.

8. El político mal clon de Martin Luther King. Es el que se la pasa soñando y diciendo que sueña cosas, para procurar acceder a un puesto y no despierta a la realidad.

9. El político Pacman. Es el que recoge plata de donde sea, para sus intereses propios, sin importarle la ilicitud del mismo.

10. El político Tutankamón. Es el político que vive como faraón, pensando que estará en un puesto a perpetuidad, por lo que nunca piensa y estará de acuerdo con el relevo generacional.

Algunos malos políticos panameños

1. El político Serrucho. Es el que le pone la zancadilla hasta a su propia
madre, para escalar el.

2. El político Novelista. Es el que promete las estrellas, el sol y el cielo al
elector y nunca podrá cumplir.

3. El político Santa Claus. Es el que regala y regala, para procurarse los votos.

4. El político Boxeador. Es el que quiere obtener un buen puesto, por medio de
la fuerza física y bruta.

5. El político Amoroso. Es el que besa y aprieta a cuantos niños y adultos
mayores vean por la ciudad.

6. El político Alzheimer. Es el que se le olvida, las cosas
malas que hizo en el pasado.

7. El político Walt Disney. Es el que divulga una clase de
planes para gobernar, que entran dentro del género de la fantasía.

8. El político mal clon de Martin Luther King. Es el que se la pasa soñando y
diciendo que sueña cosas, para procurar acceder a un puesto y no despierta a la
realidad.

9. El político Pacman. Es el que recoge plata de donde sea, para sus intereses
propios, sin importarle la ilicitud del mismo.

10. El político Tutankamón. Es el político que vive como faraón, pensando que
estará en un puesto a perpetuidad, por lo que nunca piensa y estará de acuerdo
con el relevo generacional.

El deber del periodista y el ejercicio abusivo de la libertad de expresión.

La libertad de expresión
no es un derecho absoluto. El artículo 13.2 de la Convención Interamericana de
los Derechos Humanos, que prohíbe la censura previa, también prevé la posibilidad
de exigir responsabilidades ulteriores por el ejercicio abusivo de este derecho.
Estas restricciones tienen carácter excepcional y no deben limitar, más allá de
lo estrictamente necesario, el pleno ejercicio de la libertad de expresión y
convertirse en un mecanismo directo o indirecto de censura previa.
En tal sentido, el periodista
conforme lo ha dicho la Corte Interamericana de los Derechos Humanos tiene
deberes que debe honrar, para no abusar del ejercicio de la libertad de
expresión e irrespetar por tanto, a las personas que reciben la información del
comunicador.
Cita textual del
fallo de la Corte.
“De otro lado, en el
marco de la libertad de información, el Tribunal considera que existe un deber
del periodista de constatar en forma razonable, aunque no necesariamente
exhaustiva, los hechos en que fundamenta sus opiniones. Es decir, resulta
válido reclamar equidad y diligencia en la confrontación de las fuentes y la
búsqueda de información. Esto implica el derecho de las personas a no recibir
una versión manipulada de los hechos.  En
consecuencia, los periodistas tienen el deber de tomar alguna distancia crítica
respecto a sus fuentes y contrastarlas con otros datos relevantes”.
(CASO KIMEL VS.
ARGENTINA, página 279)
Pregunto: ¿En Panamá
todos los periodistas cumplen el deber citado, por la Corte Interamericana de
los Derechos Humanos?

El deber
del periodista y el ejercicio abusivo de la libertad de expresión.
La libertad de expresión
no es un derecho absoluto. El artículo 13.2 de la Convención Interamericana de
los Derechos Humanos, que prohíbe la censura previa, también prevé la posibilidad
de exigir responsabilidades ulteriores por el ejercicio abusivo de este derecho.
Estas restricciones tienen carácter excepcional y no deben limitar, más allá de
lo estrictamente necesario, el pleno ejercicio de la libertad de expresión y
convertirse en un mecanismo directo o indirecto de censura previa.
En tal sentido, el periodista
conforme lo ha dicho la Corte Interamericana de los Derechos Humanos tiene
deberes que debe honrar, para no abusar del ejercicio de la libertad de
expresión e irrespetar por tanto, a las personas que reciben la información del
comunicador.
Cita textual del
fallo de la Corte.
“De otro lado, en el
marco de la libertad de información, el Tribunal considera que existe un deber
del periodista de constatar en forma razonable, aunque no necesariamente
exhaustiva, los hechos en que fundamenta sus opiniones. Es decir, resulta
válido reclamar equidad y diligencia en la confrontación de las fuentes y la
búsqueda de información. Esto implica el derecho de las personas a no recibir
una versión manipulada de los hechos.  En
consecuencia, los periodistas tienen el deber de tomar alguna distancia crítica
respecto a sus fuentes y contrastarlas con otros datos relevantes”.
(CASO KIMEL VS.
ARGENTINA, página 279)
Pregunto: ¿En Panamá
todos los periodistas cumplen el deber citado, por la Corte Interamericana de
los Derechos Humanos?

Botella

Este es un término autóctono panameño, endilgado para el que
cobra un salario sin ejercer sus funciones debidas.
Esta irregularidad está tipificada en nuestro derecho positivo,
como un delito.
Código penal
ARTÍCULO 349. El servidor público que acepte un nombramiento para un
cargo público o perciba remuneración del Estado sin prestar el servicio al cual
ha sido designado, sin causa justificada, será sancionado con ciento cincuenta
a trescientos días-multa o trabajo comunitario.
¿La donación que se haga del salario, extingue la
responsabilidad, por ser un fin altruista?
Respuesta: para nada, el código penal sanciona al que percibe
una remuneración del Estado, sin prestar el servicio. Lo que uno haga luego con
esa remuneración, no es materia del derecho criollo, y por lo tanto, no suaviza
para nada, la responsabilidad.
Constitución
ARTICULO 18. Los particulares sólo son responsables ante las autoridades
por infracción de la Constitución o de la Ley. Los servidores públicos lo son
por esas mismas causas y también por extralimitación de funciones o por omisión
en el ejercicio de éstas.

ARTICULO 299. Son servidores públicos las personas
nombradas temporal o permanentemente en cargos del Órgano Ejecutivo, Legislativo
y Judicial, de los Municipios, entidades autónomas o semiautónomas; y en general,
las que perciban remuneración del Estado.
Botella
Este es un término autóctono panameño, endilgado para el que
cobra un salario sin ejercer sus funciones debidas.
Esta irregularidad está tipificada en nuestro derecho positivo,
como un delito.
Código penal
ARTÍCULO 349. El servidor público que acepte un nombramiento para un
cargo público o perciba remuneración del Estado sin prestar el servicio al cual
ha sido designado, sin causa justificada, será sancionado con ciento cincuenta
a trescientos días-multa o trabajo comunitario.
¿La donación que se haga del salario, extingue la
responsabilidad, por ser un fin altruista?
Respuesta: para nada, el código penal sanciona al que percibe
una remuneración del Estado, sin prestar el servicio. Lo que uno haga luego con
esa remuneración, no es materia del derecho criollo, y por lo tanto, no suaviza
para nada, la responsabilidad.
Constitución
ARTICULO 18. Los particulares sólo son responsables ante las autoridades
por infracción de la Constitución o de la Ley. Los servidores públicos lo son
por esas mismas causas y también por extralimitación de funciones o por omisión
en el ejercicio de éstas.

ARTICULO 299. Son servidores públicos las personas
nombradas temporal o permanentemente en cargos del Órgano Ejecutivo, Legislativo
y Judicial, de los Municipios, entidades autónomas o semiautónomas; y en general,
las que perciban remuneración del Estado.