La vigencia de la ley blindaje

La vigencia de la ley blindaje


Algunos
argumentan que de sancionarse el proyecto de ley No. 214, que modifica la ley
blindaje (Ley 55 de 2012), regirá para los términos de los casos de los diputados
investigados en estos momentos. Tal tesis es errónea, por virtud de lo que
precisa el código civil en su artículo 32, que reza así:
“Las leyes
concernientes a la sustanciación y ritualidad de los juicios prevalecen sobre
las anteriores desde el momento en que deben empezar a regir. Pero los términos que hubieren empezado a
correr, y las actuaciones y diligencias que ya estuvieren iniciadas, se regirán
por la ley vigente al tiempo de su iniciación.”
Tal argumento tiene su basamento constitucional, en
su artículo 46.
ARTICULO 46. Las
leyes no tienen efecto retroactivo, excepto las de orden público o de interés
social cuando en ellas así se exprese. En materia criminal la Ley favorable al
reo tiene siempre preferencia y retroactividad, aun cuando hubiese sentencia ejecutoriada.
A mi juicio, sólo
con una sentencia de inconstitucionalidad, es que se puede sacar de la esfera
legal, una norma aplicable, para un caso iniciado contra un diputado.  
Jurisprudencia
sobre el tema, a continuación.
“La norma inconstitucional no puede tener ultraactividad (eficacia ulterior a su pérdida de
vigencia para regular las situaciones nacidas bajo su imperio) como sí la puede
tener una norma derogada (en ausencia de una ley derogatoria retroactiva)
porque no se dan iguales supuestos…” 
(Sentencia de 25 de julio de 2006).
“Es pertinente indicar, que en materia constitucional ocurre una
situación similar con los actos declarados inconstitucionales, los cuales
tampoco pueden aplicarse como fundamento para resolver una situación específica
ocurrida antes de la sentencia que declara la nulidad constitucional. 
Al respecto, es pertinente la Sentencia de 20 de marzo de 2002, donde
esta Sala expresó lo siguiente:
 ‘La Corte Suprema de Justicia en Pleno, y a través
de la Sala Tercera, se ha referido en número plural de ocasiones a los efectos
que plantea la declaratoria de inconstitucionalidad de una norma legal o
reglamentaria, reiterando que dicho pronunciamiento elimina la norma en
cuestión, del ordenamiento jurídico. Se dice, que la norma inconstitucional es
nula y no puede ser aplicada por el Juez, aunque estuviese vigente al momento
en que se produjo el hecho cuyos efectos se determinan, porque contrario a lo que
ocurre en los casos de derogatoria de leyes, la norma declarada
inconstitucional carece de ultraactividad, por ser nula con efectos
generales” (Ver sentencias de 8 de junio de 1992, 7 de junio de 1995 y 19
de diciembre de 2000, entre otras).”
 

Finalmente expreso que la Corte Suprema
de Justicia, debe jugar su papel histórico y pronunciarse sobre la inconstitucionalidad
de los artículos impugnados, de la ley “blindaje”, lo más pronto posible, y por
su parte, nuestros políticos, deben dejar de mentirle al pueblo.
admin

Deja un comentario