El Debido Proceso

El Debido Proceso

Se habla hoy de violaciones al Debido Proceso,  toda vez que en algunos casos judiciales, al parecer
se han saltado algunos puntos procedimentales, pero que pudieran ser perfectamente
subsanados dentro del mismo caso, en un futuro inmediato, pero, ¿Qué es el
Debido Proceso?
Lo manifestado por
la Doctrina, y para ilustrar este caso, la jurisprudencia patria ha sido
enfática y reiterativa al establecer la manera como debe entenderse la garantía
del debido proceso, lo cual constituye la garantía procesal que se le ofrece a
las partes, para el buen desarrollo del proceso en igualdad de condiciones, es
decir, igualdad de oportunidades de ser oídas por el tribunal competente, que
se verifique el contradictorio de las pruebas y que se tenga acceso a todas las
acciones y recursos que ofrece la ley, para procurar que el juez declare la
pretensión perseguida. (Véase sentencia del Pleno de la Corte del 3 de mayo de
2002, entrada No. 100-01).
¿Toda pretermisión vulnera el Debido Proceso? Por supuesto que no.
 Sólo la que afecta, asuntos esenciales del procedimiento, según ha dicho
la Corte.

“… el Pleno ha indicado en oportunidades
anteriores que la garantía constitucional del debido proceso únicamente se
viola cuando se pretermiten o desconocen trámites esenciales del
procedimiento
 (como el traslado de la demanda, la presentación de
pruebas sobre los hechos de la demanda, la impugnación de las resoluciones
judiciales, en los casos previstos por la ley, entre otros), de modo que se
impida con aquella conducta a uno o a ambas partes, el pleno ejercicio de su
defensa o se le coloque en estado de indefensión”. (Fallo de 21 de julio de
1998).
admin

Deja un comentario