Corte condena a la Policía Nacional a indemnizar y ordena disculparse

Corte condena a la Policía Nacional a indemnizar y ordena disculparse

En sentencia del treinta (30) de diciembre de dos mil quince (2015), pero recientemente suscrita por todos los magistrados de la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia en septiembre del año 2016, con ponencia del Magistrado Abel Zamorano, se condenó a la Policía Nacional, al pago de ochenta y tres mil trescientos noventa balboas con 86/100 (B/.83, 390.86), (ese monto fue lo que se probó en el proceso) en concepto de daños y perjuicios morales y materiales como consecuencia del homicidio de un buen ciudadano. Entrada No. 727-08.

 

Se demostró en el proceso penal seguido a dos agentes de la Policía Nacional, que hicieron caso omiso a las políticas institucionales en el uso de armas de fuego que establece la ley orgánica ese ente, en consecuencia, el excesivo uso de la fuerza o imprudencia en su actuar, produjo hechos lamentables como el fallecimiento injustificado de una persona.

 

La Sala Tercera determinó a su vez hacer el llamado a la Policía Nacional que debe capacitar a sus agentes policiales sobre el uso de armas de fuego, y sobre todo recalcar que su rol consiste en preservar la seguridad en la comunidad, y garantizar la paz, pues se requiere de la vigilancia y control de estos servidores públicos con el objetivo de evitar hechos como éstos que causen dolor en una familia panameña.

 

La corte le ordenó también a la Policía Nacional a realizar sus disculpas públicas a los familiares del difunto, toda vez que, éstos servidores públicos señalaron al hoy occiso de que se trataba de un antisocial, y quedó demostrado en autos que era un trabajador y buen padre de familia, de allí que, la finalidad de las disculpas es para que la comunidad conozca el papel de la institución encargada de proteger la vida, honra y bienes, y de servir al país, de manera que en conjunto con la comunidad hagan una mejor sociedad, y por esto son las disculpas que ordena esa jurisdicción.

 

Añado como necesario que, en el desempeño sus labores, los agentes de policía les corresponde proteger la vida, respetar y defender los derechos humanos, por lo cual, el uso de las armas de fuego o de otro tipo de instrumento para ejercer la fuerza, quedan limitados y deben ser utilizados a niveles de fuerza necesarios.

 

admin

Deja un comentario